El agua electrizada

C. E. Feiling

Posfacio de Gabriela Esquivada

 

Género: novela

Publicación: noviembre 2020

Encuadernación: tapa blanda

Tamaño: 20 x 14 cm

Páginas: 224 páginas

 

ISBN: 978-987-3897-36-8

 

Leé los primeros capítulos


Tapa en alta

“Hay un punto en que la literatura es como la guerra: hay que pelear fuerte” llegó a decir Feiling algunos años antes de su muerte. Y en El agua electrizada esa pelea se da en cada coma, en cada punto, en la estructura misma de cada frase.
Destila la novela una formación clásica en Letras: citas en latín y en francés. También en inglés, la lengua de su casa. Es así como Feiling escribe una novela doble o incluso triple: por un lado, la historia de un dudoso suicidio que a su vez conecta con la misteriosa muerte de dos mujeres. Por otro lado, la de los lectores, que corremos tras la pista filológica y gramatical. Y por último: la que se corresponde con la senda de una sintaxis única.
Como ha dicho Daniel Guebel, Feiling inventa una lengua. Y la inventa para hablar del crimen de un militar; para darle voz al detective, Tony Hope, que deja la Marina por las letras; para reescribir una historia de la violencia política en la Argentina. Y en ese entramado polifónico de autor hiper culto, académico y a la vez moderno, desafía las convenciones gramaticales.
La definición de Guebel gravita sobre El agua electrizada: policial negro, pero también autobiografía y reescritura de la telaraña de las relaciones cívico militares que sostuvieron el golpe de estado de 1976 en la Argentina.
Hay en Feiling una suerte de escritor de culto, de aquellos que mueren tempranamente y dejan atrás una obra genial. como esta novela, que se ubica entre la academia y la calle; entre el detective más irreverente del policial negro y el caballero inglés; entre la ficción y la parte más sórdida historia de la argentina de los 70 y los 80.

 

Sobre el autor

C. E. Feiling (Rosario, Santa Fe, 1961 - Ciudad de Buenos Aires, 1997)

Licenciado en Letras por la Universidad de Buenos Aires, fue profesor de lingüística y asesor literario. En 1990 decidió abandonar la vida académica y dedicarse a la literatura 

y el periodismo cultural. 

Escribió para diversos medios y revistas. Su obra, interrumpida por su joven fallecimiento, incluyó tres novelas (El agua electrizada, 1992; Un poeta nacional, 1993; y El mal menor, 1996) 

y un volumen de poesía (Amor a Roma, 1995). En forma póstuma se publicó una selección de sus textos críticos y periodísticos (Con toda intención, 2005). 

Murió de leucemia a los 36 años, el 22 de julio de 1997, en la Ciudad de Buenos Aires. Su cuarta novela, inconclusa, fue publicada en un volumen recopilatorio en el año 2007.

 


 

“NO CONOZCO EN LA LITERATURA ARGENTINA IMAGINACIÓN MÁS ENCENDIDA

 QUE LA DE C. E. FEILING”.

Luis Chitarroni 

 

“FEILING ES EL INVENTOR DE UNA LENGUA DE USO PROPIO”.

Daniel Guebel

 

“CUANDO ME PREGUNTO QUÉ ES LA INTELIGENCIA, ME RESPONDO SIEMPRE LO MISMO: 

LA INTELIGENCIA ES CHARLIE FEILING”.

Rodrigo Fresán


 

“A la luz del día y sin el maquillaje del alcohol, él evidentemente no había producido en la buena mujer una impresión tan favorable como en el restaurante. Pocas sonrisas Colgate, y muchos aspavientos sobre el pobre Horacio. También desconfianza: que para qué lo estaba buscando, que si no se había enterado de la desaparición, que si algo sabía se lo dijera porque ya habían hecho la denuncia. Brillante ocurrencia, hacer la denuncia. ¿Quién se atrevería a dudar de la vocación de servicio de las Fuerzas de Seguridad, aparte de un minúsculo grupo de inadaptados que además lanzaba injustas acusaciones contra las Fuerzas Armadas?”

 

 

Otros títulos de próxima aparición

Autobiografía de mi madre, de Jamaica Kincaid
(trad. Inés Garland)

 

El agua electrizada - C. E. Feiling

$950
El agua electrizada - C. E. Feiling $950
Entregas para el CP:

Medios de envío

  • Bolivia al 200 (CABA) Durante la cuarentena estaremos entregando en Bolivia al 200, barrio de Flores, Ciudad de Bs As (combinar horario de retiro por correo electrónico)

    Gratis

 El agua electrizada

C. E. Feiling

Posfacio de Gabriela Esquivada

 

Género: novela

Publicación: noviembre 2020

Encuadernación: tapa blanda

Tamaño: 20 x 14 cm

Páginas: 224 páginas

 

ISBN: 978-987-3897-36-8

 

Leé los primeros capítulos


Tapa en alta

“Hay un punto en que la literatura es como la guerra: hay que pelear fuerte” llegó a decir Feiling algunos años antes de su muerte. Y en El agua electrizada esa pelea se da en cada coma, en cada punto, en la estructura misma de cada frase.
Destila la novela una formación clásica en Letras: citas en latín y en francés. También en inglés, la lengua de su casa. Es así como Feiling escribe una novela doble o incluso triple: por un lado, la historia de un dudoso suicidio que a su vez conecta con la misteriosa muerte de dos mujeres. Por otro lado, la de los lectores, que corremos tras la pista filológica y gramatical. Y por último: la que se corresponde con la senda de una sintaxis única.
Como ha dicho Daniel Guebel, Feiling inventa una lengua. Y la inventa para hablar del crimen de un militar; para darle voz al detective, Tony Hope, que deja la Marina por las letras; para reescribir una historia de la violencia política en la Argentina. Y en ese entramado polifónico de autor hiper culto, académico y a la vez moderno, desafía las convenciones gramaticales.
La definición de Guebel gravita sobre El agua electrizada: policial negro, pero también autobiografía y reescritura de la telaraña de las relaciones cívico militares que sostuvieron el golpe de estado de 1976 en la Argentina.
Hay en Feiling una suerte de escritor de culto, de aquellos que mueren tempranamente y dejan atrás una obra genial. como esta novela, que se ubica entre la academia y la calle; entre el detective más irreverente del policial negro y el caballero inglés; entre la ficción y la parte más sórdida historia de la argentina de los 70 y los 80.

 

Sobre el autor

C. E. Feiling (Rosario, Santa Fe, 1961 - Ciudad de Buenos Aires, 1997)

Licenciado en Letras por la Universidad de Buenos Aires, fue profesor de lingüística y asesor literario. En 1990 decidió abandonar la vida académica y dedicarse a la literatura 

y el periodismo cultural. 

Escribió para diversos medios y revistas. Su obra, interrumpida por su joven fallecimiento, incluyó tres novelas (El agua electrizada, 1992; Un poeta nacional, 1993; y El mal menor, 1996) 

y un volumen de poesía (Amor a Roma, 1995). En forma póstuma se publicó una selección de sus textos críticos y periodísticos (Con toda intención, 2005). 

Murió de leucemia a los 36 años, el 22 de julio de 1997, en la Ciudad de Buenos Aires. Su cuarta novela, inconclusa, fue publicada en un volumen recopilatorio en el año 2007.

 


 

“NO CONOZCO EN LA LITERATURA ARGENTINA IMAGINACIÓN MÁS ENCENDIDA

 QUE LA DE C. E. FEILING”.

Luis Chitarroni 

 

“FEILING ES EL INVENTOR DE UNA LENGUA DE USO PROPIO”.

Daniel Guebel

 

“CUANDO ME PREGUNTO QUÉ ES LA INTELIGENCIA, ME RESPONDO SIEMPRE LO MISMO: 

LA INTELIGENCIA ES CHARLIE FEILING”.

Rodrigo Fresán


 

“A la luz del día y sin el maquillaje del alcohol, él evidentemente no había producido en la buena mujer una impresión tan favorable como en el restaurante. Pocas sonrisas Colgate, y muchos aspavientos sobre el pobre Horacio. También desconfianza: que para qué lo estaba buscando, que si no se había enterado de la desaparición, que si algo sabía se lo dijera porque ya habían hecho la denuncia. Brillante ocurrencia, hacer la denuncia. ¿Quién se atrevería a dudar de la vocación de servicio de las Fuerzas de Seguridad, aparte de un minúsculo grupo de inadaptados que además lanzaba injustas acusaciones contra las Fuerzas Armadas?”

 

 

Otros títulos de próxima aparición

Autobiografía de mi madre, de Jamaica Kincaid
(trad. Inés Garland)